En 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.

EEn 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.En 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.

 En 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.

 

En 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.n 1935 se creó en Barcelona una asociación llamada Discòfils que pretendía reivindicar el valor del disco como herramienta para dar a conocer músicas de escaso interés comercial, divulgar la música contemporánea y fomentar la «reescucha» de obras importantes. El grupo organizó audiciones contando con colaboradores tan relevantes como Roberto Gerhard. Discòfils desapareció en 1936, pero sus principales animadores reaparecieron en los años cincuenta en el Club 49 con el compositor Joaquim Homs como nuevo colaborador. Ahora la Biblioteca de Catalunya conmemora el 75 aniversario de esta asociación con una exposición que muestra la documentación fundacional del grupo, algunos de los textos leídos en sus encuentros y los discos originales que se escucharon, que forman parte de varias colecciones adquiridas por esta institución. Puede verse en la sede de la BN hasta el día 12 de diciembre. Más información aquí.

Copyright © 2008-2015
AEDOM | Asociación Española de Documentación Musical.
Todos los derechos reservados.